10 reflexiones acerca de la procrastinación (I)

por Melisa Marzet (traducción de F. Arroyo)

Aquí os dejamos unas refelexiones acerca de la procrastinacion, una actitud que empieza a ser frecuente en el ámbito laboral y que resulta necesario detectar y corregir, para evitar sus malas consecuencias. Por la longitud de las reflexiones, los haremos por partes.

 

  1. El 20% de las personas procrastina de modo crónico. La procrastinación es su estilo de vida. Pagan sus facturas tarde y entregan sus proyectos fuera de plazo, se pierden conciertos y, a menudo, no cobran sus cheques regalo ni gratificaciones. Compran los regalos de Navidad, justo después de Navidad.

 

  1. La procrastinación no se considera un problema.

Por supuesto, la cosa no parece complicada, si siempre llegamos tarde todo el mundo se acostumbra a ello. Preparar un informe en el último momento y entregarlo pasado el plazo no es el fin del mundo. También posponemos las llamadas a nuestros amigos y familiares. Total ¿qué puede pasar?

Pero pueden pasar muchas cosas. Por ejemplo, alguien cercano puede fallecer, y nosotros nos enteraremos una semana después. Incluso, podemos ser despedidos por baja productividad o por mala gestión. Si no es un problema para ti, para algunas personas puede convertirse en una tragedia. Ahí hay un problema, y es más serio de lo que se piensa.

 

  1. La procrastinación no es un problema de planificación o de uso eficiente del tiempo.

El tiempo es el mismo para una persona que procrastina que para una que no. Aunque aquellos que procrastinan son mas optimistas por naturaleza. Aconsejar a un procrastinador que compre una agenda para gestionar y anotar sus tareas es como pedirle que sonría a una persona que está constantemente deprimida.

 

  1. Procrastinador no se nace, se hace.

A procrastisnar se aprende. Es más, la probabilidad de que un procrastinador aparezca en el entorno de una familia llevada con “mano dura” es mayor que si se crece en un entorno más tolerante. Se desarrolla para hacer frente a la presión paterna.

Aparece como una especie de sublevación durante la adolescencia. Los amigos que soportan los constantes retrasos con paciencia, se convierten en los mejores consejeros y modelos a seguir.

 

  1. La procrastinación lleva al consumo de alcohol.

Como consecuencia, los procrastinadores beben más alcohol del que habían pensado consumir. Y eso es debido al problema de fondo, la base de la procrastinación. Y no se trata solo de hacer algo, sino de parar a tiempo.

 

Acerca de la autora: Melisa Marzet sabe bien lo que es la procrastinación. Hubo un tiempo en el que no era capaz de hacer nada. No le apetecía hacer absolutamente nada. Lo único que deseaba era dormir y llorar. A medida que pasó el tiempo, consiguió recomponerse. Tomó la decisión de cambiar su vida, y lo hizo. Escribir la ayudó. Ahora disfruta mucho de su trabajo como escritora y está segura de que sus artículos pueden ayudar a otras personas que se encuentren en la misma situación y no sepan cómo salir de ella. Para conocer otros de sus trabajos puedes seguirla en  http://royalediting.com/

Escribe aquí tu comentario:

Comments are closed.

Compartido